Terapia neural

Con la terapia neural actuamos desinhibiendo las cicatrices o irritaciones que ha rebido el cuerpo del animal. Estas crean interferencias que pueden provocar enfermedades por mal funcionamiento del sistema neurovegetativo con el organismo relacionado. Al no fluir la energía correctamente aparecen nuevas patologías o no se curan otras.
La técnica de la terapia neural se aplica mediante inyectables con procainamida en diferentes puntos del cuerpo, algunas veces cicatrices, otras ganglios, en lugares donde existe una tensión a causa de una irritación corporal. En estos casos el sistema neurovegetativo ha quedado afectado y el organismo no puede actuar como un todo.

Un tratamiento holístico

Como todas las técnicas de medicina integrativa veterinaria que trabajamos en el Dispensari, la terapia neural es un tratamiento holístico. Ello significa que se trata al individuo y no la enfermedad. A cada animal se le inyecta en puntos diferentes, en dosis adaptadas y un número de aplicaciones indicadas según su dolor.
Las asesiones necesarias también dependen del individuo y de la infermedad que tenga. Serán más o menos en función de si estamos hablando de una patología crónica, aguda, por incontinencias urinarias, convulsiones, infecciones... en definitiva para una gran cantidad de casos. Al intervenir adecuadamente sobre el sistema neurovegetativo es una buena solución para favorecer el proceso de autocuración que tiene el propio individuo.